Minipig, Una Moda Que No Es Tan Natural

'Lejos de recordar el mal olor de un criadero tradicional, los cerdos como mascotas son una nueva tendencia en el mundo.  Conocidos como mini cerdos o minipig,
se roban el corazón de parejas, niños e incluso abuelos por la ternura que despiertan.

Se trata de una mascota muy diferente a las que comúnmente se ven entre las familias de la ciudad, pero cada vez llaman más la atención por ser inteligentes y por cumplir instrucciones de sus dueños.  Por ello, según sus amos, se han convertido en una compañía ideal para niños y grandes. Y contrario a lo que muchos creen, no son ‘cochinos’.

Pero te has preguntado por qué? Sabiendo que el cerdo es un animal que tiende a crecer en grandes dimensiones, puede llegar a quedarse mini, lee lo siguiente y te darás cuenta que no es tan natural.
De pequeños estos animales constituían unas mascotas ideales debido a su tamaño y por ello en dos décadas se comenzaron a vender como animales de compañía. El problema es que muchos dueños se encuentran con un cerdo adulto de más de 100 kilos en su casa cuando pasa el tiempo, ya que este animal no constituye una raza y no todos los cerditos adorables de pequeños, no mantienen un peso y un tamaño micro cuando crecen.

Ahora, expertos chinos del Instituto Genómico de Pekín (BGI por sus siglas en inglés) han recurrido a manipulaciones genéticas para asegurarse de que mantengan su aspecto de peluche para siempre y no sobrepasen los 15 kilos. El estudio ha sido publicado en la revista Nature. Inicialmente habían sido concebidos como modelos para enfermedades humanas, ya que fisiológicamente están mucho más cerca de los humanos que las ratas, pero luego se dio el anuncio de que dado que se constituía como una nueva raza que había llamado la atención de personas amantes de las mascotas se venderían al público, por la módica suma de 1.200.  Así que el llamado Cerdo Vietnamita como suele conocerse, no es una raza real sino un resultado de manipulación genética.


Para conseguir esto, los expertos clonaron cerdos de la raza Bama, que de adulto no alcanzan más de 50 kilos.  A partir de células del feto y mediante una técnica de edición genética para anular la hormona del crecimiento, si las células no tienen este receptor, no reciben la orden de crecer y permanecen pequeños.

Pero antes de comprar uno, habría que ejercitar un poco de cautela. Se trata de animales modificados genéticamente hace muy poco. No se sabe cuál será su tasa de supervivencia ni se conoce cómo reaccionará a una alimentación o si su flora bacteriana puede tener interacciones poco recomendables para los humanos. Y, en cuanto a la logística, también se desconoce cómo y cuándo comenzarán a enviarlos.












ESPERAMOS SUS COMENTARIOS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NATURALEZA Y VIDA 847810371843999676
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECOMENDADOS

LOS MAS VISTOS

LO MEJORES

item