6 ADICCIONES EXTRAÑAS Y PELIGROSAS.

Puede causar mucho impacto ver a una persona comiendo vidrio o jabón, pero es aún más inquietante saber que mucha gente que padece estas extrañas conductas que se deben a trastornos mentales o fobias. Conoce los casos más raros.


1. BEBER GASOLINA

Pensábamos que no podía haber nada peor que beberse varios litros de kétchup a la semana, pero estábamos equivocados... Porque al menos la salsa de tomate puede que tenga un sabor agradable (aunque tomando tanta lo normal sería aborrecerla), pero dudamos mucho que con la gasolina sea igual.
Sin embargo, esta joven estadounidense no piensa lo mismo. Y es que Shannon siente la necesidad de ingerir doce cucharadas de gasolina al día. Esta peligrosa adicción, tan mala para su salud como para su bolsillo, le lleva a sentir malestar y dolor de garganta, aunque en el programa 'Mi extraña adicción' aseguró no poder dejar de hacerlo.

2. COMER COSAS DE CRISTAL

Otro de los casos más sonado del programa 'Mi extraña adicción' fue el de Josh, que es adicto a comer cualquier cosa que sea de cristal, desde bombillas hasta vasos y copas. En los últimos años este chico ha llegado a comerse en pequeños mordiscos más de 100 copas y cerca de 300 bombillas. Y por si esto os parece poco, este joven también es adicto a comer balas.

3. COMER JABÓN Y DETERGENTE

El jabón y el detergente son dos productos muy necesarios para nuestra higiene. Sin embargo, hay gente alrededor del mundo que les da un uso bastante alejado del habitual. Lejos de limitarse a lavarse y limpiar la ropa, hay quien va un poco más lejos y siente la necesidad de comerse estos productos.
Es el caso de Tempestt Henderson, una joven de Florida que llega a comerse al menos cinco pastillas de jabón semanales, siempre acompañadas de unos cuantos polvos de detergente. Su historia se dio a conocer en el Daily Mail y los médicos aseguraron que casi con toda seguridad este peculiar trastorno se debía al estrés.

4. BEBER PINTURA.

Si la idea de beber gasolina ya os parecía impensable, ¿qué opináis de la adicción a beber pintura? Porque el sabor no debe ser nada suave ni agradable... Pues a pesar de todo, hay gente que siente la necesidad de 'alimentarse' de esta manera tan peculiar.
Es el caso de Heather Beal, una mujer de 43 años que es totalmente adicta a esta bebida tan poco ligerita. La estadounidense además asegura que a pesar de que el sabor es fuerte, la pintura "se siente tibia" y la compara con"una versión un poco más espesa que la leche.

5. BRONCEARSE

¿A quién no le gusta un día soleado en la playa? El sol, la arena y el mar pueden ser divertidos y relajantes, pero algunas personas pueden obsesionarse con el color de su piel.
El bronceado natural o artificial puede ser adictivo, según los investigadores de la Universidad de Texas Medical Branch. En 2005,  los científicos publicaron un estudio la revista científica Archives of Dermatology donde aseguran que 53% de los bañistas son dependientes del bronceado por luz ultravioleta. La adicción puede basarse en el hecho de que cuando el cuerpo se expone a la luz ultravioleta (rayos UV) produce endorfinas, químicos del placer que libera el cerebro.


6. BEBER DESODORANTES AMBIENTALES


Evelyn, quien es adicta a beber ambientadores. La mujer rocía el contenido del envase en su boca hasta 50 veces al día y utiliza cerca de 20 botellas a la semana, informó el Washington Post. La adicción comenzó cuando un ambientador automático en casa de Evely roció accidentalmente su contenido en su bebida y a ella le gustó el sabor. De acuerdo con esta mujer de Missouri, su sabor favorito es “sábanas frescas”. 

ESPERAMOS SUS COMENTARIOS.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MUNDO CURIOSO 2584683192181253155
Deja Tu Comentario

SÍGUENOS EN FACEBOOK

RECOMENDADOS

LOS MAS VISTOS

LO MEJORES

item